martes, 31 de julio de 2012

Batman 3 y otras pelis de superhéroes; artículo/opinión parte 1


Bueno, he querido esperar a hacer esta reseña/opinión de Batman 3 (llamémosla así, y nos ahorraremos las discusiones sobre la traducción del título original) a que pasen unos días, y a leer algunos comentarios sobre ella. Al mismo tiempo, he querido ordenar mis ideas al respecto, y en relación con las demás películas más o menos contemporáneas de superhéroes. He tenido “discusiones” amistosas sobre estos temas, comparando las películas de la Marvel (aunque sean de otro estudio, como Spiderman), con las de DC/Warner, o simplemente con los superhéroes de cada casa, independientemente de la película. He reconocido que no por ser de Marvel o DC me han gustado más o menos (para quien no lo sepa, soy más de DC…), pues por ejemplo Spiderman II, Iron Man I y XMen III (aquí parece que voy contracorriente) me gustaron, y sin embargo Batman I y II no acabaron de convencerme, pues faltaba, para mí, un elemento importante, una “Ciudad Gótica”, amen de otras cosas.

Llegamos así a la preparación del Universo Marvel, y su “carrera” hacia Los Vengadores: Thor, Iron Man II y Capitán América: ninguna me gusta (sin embargo, por otro lado, sí me llega a gustar Green Lantern, otra vez parece que en contra corriente del resto de espectadores). Llega así Los Vengadores, y como he comentado en anteriores ocasiones, no me acaba de convencer. Vuelvo a explicarlo; me gustó, para ser lo que es, no está nada mal, pero adolece de tres grandes fallos a mi parecer: los sucesivos trailers hacen que la batalla final, aún siendo una de las mejores de las películas de superhéroes, y la más extensa (al menos hasta ese momento) la hayamos vista resumida en unos cuantos minutos. Por otro lado… vale, esos son, o pueden ser los Ultimates, o los Ultimate Avengers, en estos momentos no estoy al tanto de la composición de cada grupo, y tal vez sean los que la mayoría de gente que va a ir al cine conozca. Y, por fin, un ritmo muy irregular, una película a la que le cuesta arrancar, llegando en ciertos momentos al aburrimiento , que se salva en su última parte (que es cuando, como digo, llega la batalla final, que se había resumido en el último trailer visto).

Pero al igual que me pasó en XMen, esos no son “mis” vengadores, ni el origen, ni los miembros, ni el arco argumental, etc. Reconozco (y cuando llegue a Batman lo recordaré) que cada uno puede tener en mente “su” película, y no estar de acuerdo con lo que el director ha realizado con “sus” personajes, pero eso es una cosa, un mal que muchos parecen/parecemos tener, pero pocos reconocer, y otra cosa muy diferente es que vayas a ver una película, y lo que te entreguen sea otra diferente. Es decir, repito lo de antes; estos no son Los Vengadores, sino los Ultimates. Algo parecido con los XMen, y sin embargo más acorde con los cómics en el caso de Spiderman.

Llegamos ahora a Batman, la “saga”. Como digo, en principio las dos primeras (Begins y Dark Knight) no me llegaron a entusiasmar, en parte como comentaba antes, porque “ese no era mi Batman”; pero aquí falto un poco a la verdad, dado que Batman realmente hay infinidad, tanto como autores lo han tratado, y casi como historias existen sobre él. No, aquí lo que no me convenció fue la ambientación, esa “manía” de querer que los superhéroes sean realistas, en un mundo real y conocido, y regido por las reglas del convencionalismo que todos debemos de conocer. Mal achacable también a otras como XMen, por ejemplo (de hecho, podríamos decir que fue la que empezó con el tema del realismo en los superhéroes). Ahora no voy a tocar el tema del realismo, del traslado de un género (cómic) a otro (cine), ahora voy a hablar, comentar sobre el cine propiamente dicho.

Decía antes que Batman I y II no me convencieron, pero por la ambientación; aunque haya habido infinidad de historias, de orígenes, de autores, etc, lo que sí hay, para mí, es una ciudad “gótica”, oscura, sucia, peligrosa. Es más, el Universo DC se considera mayor, y más “ficticio” que el de Marvel; en éste, los superhéroes campan por Nueva York, Los Ángeles, Ottawa, etc (además de otras localizaciones ficticias, claro está), mientras que en DC, las ciudades donde los superhéroes desarrollan sus actividades son, en su mayoría, ficticias: Metrópolis, Gotham, Bludhaven, Star City, etc. Cada una con sus características que las definen, y diferencian de las ciudades reales (y a veces, con elementos que las identifican con las ciudades reales). Por eso, el exceso de realismo de Batman I, y II (es más, a la segunda la catalogo de “James Bond con capucha”) jugó en contra de mi apreciación de ambas, e hizo que me resaltaran casi más los posible fallos que los (posibles) aciertos. Innegablemente, tienen cosas buenas ambas, y sé que la segunda parece que está considerada la mejor de las tres, pero ese exceso de realismo ya digo que me hizo salirme un tanto de la temática general. Una cosa que sí me gustó de las versiones de Tim Burton, las cuales innegablemente de nuevo tienen aciertos y errores, pero para mí posee una muy buena (iba a poner excelente, pero tampoco quiero excederme) ambientación general.


Y llegamos a Batman 3…

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA