sábado, 7 de abril de 2012

UN CAMINO ENTRE DOS MARES. La creación del canal de Panamá (reseña)


SINOPSIS:

El canal de Panamá, cuyas obras comenzaron en 1904 tras más de tres décadas de negociaciones, y se inauguró en 1914, fue mucho más que una prodigiosa obra de ingeniería sin precedentes. Su construcción se convirtió en un hito histórico de gran importancia, y en un drama humano devastador. Exceptuando los conflictos bélicos, constituyó el esfuerzo más costoso, en dinero y en vidas humanas, de cuantos se han emprendido en el mundo. Este libro narra la historia de los hombres y mujeres que lucharon contra todos los contratiempos para cumplir el sueño de construir un paso acuático entre los océanos Atlántico y Pacífico. Es un relato de asombrosas proezas de ingeniería, logros médicos colosales, conflictos políticos, éxitos heroicos y trágicos fracasos.

David McCullough teje todos los hilos de este acontecimiento memorable y lo convierte en un relato apasionante gracias a una prosa lúcida y realista. (Sinopsis de la editorial).

OPINIÓN:

En las páginas de este libro, como dice la sinopsis, vamos a encontrar el relato de una de las construcciones más complejas y fascinantes de la historia. No sólo por su dificultad técnica, sino por las condiciones humanas, sanitarias, políticas, sociales, etc, de toda una época, la de finales del siglo XIX, y principios del XX. Además, todos estos condicionantes se dan en países tan dispares como Estados Unidos, Colombia, Francia, Nicaragua, Panamá (en origen, una provincia de Colombia), y otros con papeles más secundarios. Asimismo, es el relato de la vida y obra de las gentes que vivieron aquella época, que se empeñaron en pasar a ser parte de la historia colaborando, en mayor o menor medida, a esta colosal obra; personajes como Ferdinand de Lesseps –el impulsor original de la obra- el presidente Roosevelt, Philippe Buneau-Varilla, William Nelson Cromwell, el Doctor Manuel Amador (primer presidente de Panamá), John Stevens, el Doctor Gorgas, y decenas –si no cientos- de personajes políticos, técnicos, militares, juristas, trabajadores en general, etc, involucrados en la titánica tarea, un viejo sueño de más de 400 años, de unir los océanos Pacífico y Atlántico.

Aunque las primeras misiones de investigación y exploración fueron llevadas a cabo por los EEUU, intentando encontrar un paso que, supuestamente, existía según viejas crónicas de varios exploradores y viajeros, el paso definitivo vino de mano de los franceses, recién salidos de una guerra, y deseosos de mostrar al mundo que estaban más fuertes que nunca. Ferdinand de Lesseps, ministro, político, y un hombre con un carisma especial, decidió dedicarse a la tarea después de finalizar con éxito la construcción del Canal de Suez. Toda esta aventura, que se detalla en la primera parte del libro, La Visión 1870-1894, en la que también se nos detalla los primeros pasos dados por los norteamericanos, es un apasionante relato, casi de aventuras, del estilo de, digamos, Cinco Semanas en Globo, de Julio Verne (que admiraba a De Lesseps), o los Viajes del capitán Cook, por citar algunos ejemplos. Pero por otro lado, la fuerte personalidad de De Lesseps, la admiración que provocaba, hizo que se tomaran por parte del resto de los implicados decisiones muy equivocadas, tanto en el aspecto técnico como en el empresarial y en el político, siguiendo las ideas, a veces muy alejadas de la realidad, de De Lesseps. Finalmente, después de años intentando construir un canal a nivel del mar, de miles de trabajadores muertos, de disputas territoriales, todo acabó en un escándalo en Francia, con juicios por sobornos, estafas a los accionistas, etc.

La obra se paralizó, y sólo quedó alguna pequeña empresa dedicada a que no se rompiera el tratado si se paralizaban las obras.

Entramos en la segunda parte, Barras y Estrellas Para Siempre (1890-1904), en la que entran en escena los EEUU que por temas militares, económicos, y políticos, deciden retomar la idea de unir ambos océanos. Dudando entre Nicaragua y Colombia, creando varias comisiones y subcomisiones para tratar dicho tema, reuniéndose con los representantes de la empresa francesa y con los representantes de Nicaragua, Colombia, y la región de Panamá, se toman decisiones, se abandonan, se vuelven a tomar otras… en fin, finalmente se decide comprar la parte construída del canal y la maquinaria a la compañía francesa, y, “bajo manga”, ayudar a la independencia de Panamá de Colombia, lo que era de mayor interés socio/económico/político que negociar directamente con Colombia.

Entramos así en la tercera parte, Los Constructores (1904-1914) en la que EEUU entra definitivamente en la construcción del canal, aprovechando el trabajo realizado por los franceses décadas antes, y asombrándose por lo conseguido por estos con los medios con los que contaban. Afortunadamente, los norteamericanos prestan muchas más atención a las condiciones de los trabajadores, a la sanidad, a la lucha contra las enfermedades, a que tuvieran una verdadera “vida” alejados de sus hogares, y la obra avanza como nunca lo hizo en la época de los franceses. Aún así, es una época no exenta de problemas, enfrentamientos, discusiones, que amenazaron con volver a paralizar la obra. Sin embargo, cuando se decide poner a su cabeza a ingenieros militares, es cuando todo progresa; pero, como se comenta, no es una obra regida por los militares, sino dirigida por técnicos que, casualmente son (o han sido) militares.

Y llegamos al final, el cúlmen de una de las obras más “faraónicas” realizada por el hombre, con métodos que aún en día nos asombran, y que décadas después fascinan por lo adelantado que fueron a su tiempo.

El libro culmina con una extensa lista (siete páginas) donde se citan las fuentes que el autor ha utilizado para la elaboración del mismo, lo que da idea del enorme trabajo, y lo detallado del mismo. Entre esas fuentes se encuentra material gráfico, diarios personales de los principales implicados en todas las fases del proyecto, periódicos, entrevistas de la época, etc. Además, el libro incluye varias fotografías, que van desde los principales implicados en todas las épocas, a escenas de la vida cotidiana de los trabajadores, la maquinaria, los estragos provocados por la selva, jornadas de trabajo, etc. Sólo echo en falta algún mapa/plano más de la zona y del avance de la construcción, para seguir más al detalle la obra.

En resumen, una excelente crónica, con abundancia de detalles, personajes, anécdotas, etc, que gracias al estilo del autor, casi se convierte en una novela de aventuras.

(The Path Between the Seas. The Creation of the Panama Canal, 1870-1914, 1978)
David McCullough

Editorial Espasa
© David McCullough, 1977, 2011
© Espasa Libro, S.L.U., 2012
Traducción de Francisco Gurza Irazoqui (Revisión de Carmen Martínez Gimeno)
1ª E

Género y tags: Ensayo, Historia, Historia de los Pueblos de América. Panamá, Colombia, Nicaragua, Estados Unidos, Francia, ilustrado, Literatura Ameri
ISBN: 9788467038859
552 Páginas

(Reseña publicada en Anika Entre Libros)

1 comentario:

Anónimo dijo...

EDITORIAL PORTILLA
Esta es una editorial sin fines de lucro, las ganancias serán invertidas en la lucha contra la Diabetes. Aquí los escritores podrán publicar sus obras por el Internet y en las cadenas de librerías en los cinco continentes sin costo alguno. Todos los escritores recibirán en 50% de las ganancias por el Internet y el 10% por las ventas en las librerías. Tenemos varias convocatorias para concurso. Visite nuestra página web: www.editorialportilla.com

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA