sábado, 28 de julio de 2007

SPIDERMAN 3: MI VALORACIÓN





Acabo de ver Spiderman 3. Sí, con meses de retraso; pero es que por las críticas leídas, y otras razones, no tenia mucha prisa (por no decir interés). Y mi opinión es: se podían haber sacado un par de buenas películas de ahí, o al menos una muy buena. Tiene cosas buenas, tanto en historia como en efectos. Pero peca de querer meter demasiadas cosas, mezclar varias historias tanto de Spiderman como de Peter Parker. Además, presenta a otros personajes (el Hombre de Arena, Eddie Brook, Veneno, Gwen Stacy, …). Y, por supuesto, sigue con los personajes y actores de las anteriores (Tia May, J. Jonah Jameson, Betty Brand, Harry Osborn…y Bruce Campbell con otro personaje más, diferente en cada película). Con todo ello, la película debe contar:

a) La relación Peter Parker/Mary Jane y como influye Spiderman en ella.

b) El origen del Hombre de Arena y sus luchas con Spiderman, así como su “encuentro” con tio Ben

c) Las relaciones y luchas Spiderman/Duende y Peter Parker/H. Osborn

d) Una Gwen Stacy metida con calzador en la historia, así como su “novio” Eddie Brook, y su padre el Capitán de policía Stacy

e) El origen del simbionte Veneno, cómo posee a Peter, etc

f) Y con las escenas del Daily Bugle y su plantilla, la escena de restaurante francés con Bruce Campbell como Maitre (muy en la línea de un John Cleese en Faltwy Towers, o el de Beefeter en Liga de Justicia Europa)

Y todo eso en el metraje de una película. Además, con varios “errores” y momentos realmente sobrantes (por no llamarlos directamente vergonzosos, como han dicho otros).

En errores podríamos citar el “no sentido “ arácnido de Parker, que ni le avisa cuando cae el meteorito, ni cuando le ataca el Duende, ni cuando le va a poseer el simbionte…bueno, en ningún momento.

El que el capitán Stacy vaya continuamente vestido con uniforme, bueno, en las series antiguas de Batman podía pasar pero, ¿Quién ha visto eso hoy en día en el trabajo cotidiano?.

Hacer aparecer así de repente a una Gwen Stacy, supuesta compañera de clase de Parker que realmente no aporta nada al film, la verdad no sé a que ha venido. Ya lo dijo alguien en un blog: “cuando en una película tienes a una rubia haciendo de pelirroja, y a una pelirroja haciendo de rubia, es que algo está fallando”…

Ese mayordomo de Harry Orsbon, trasunto casi exacto del Alfred de Batman, que con su discurso convence a Harry de que ayude a Spiderman…y después de todo lo que ha pasado, acepte, la verdad que es incomprensible.

Habrá algunas escenas e historias más de este calado, pero voy a pasar a lo que de verdad es lamentable. Los que ya la visteis y habéis leído críticas sabréis a qué me refiero: a las lamentables escenas de Parker cuando lleva (suponemos, porque la única “pista” es que se echa mano a la camisa, y que cambia de peinado) el traje simbionte. Lamentable la escena en el club de jazz donde trabaja Mary Jane; inenarrables las escenas del Parker callejero en plan Saturday Night Fever, en especial cuando sale de la tienda de ropa, con ese bailecito… Y lo que es aún peor, que no puedo dejar de ver en esas lamentables escenas un remedo mal confeccionado de Superman 3 o, más “fiel” todavía, del capítulo de Smallville donde Clark sufre los efectos de la kryptonita, y se convierte en una especie de macarra (aunque en Smalville se trató el tema mucho mejor, sin sombra burlesca ni paródica, sino sombría e inquietante).

Y como decía, es una pena, porque se han querido meter tantas cosas y personajes, que la historia en vez de avanzar, salta. Se acumulan cosas atropelladamente, se salta de un sitio a otro, no se terminan de enlazar correctamente. Y, cuando se intenta, suceden cosas como la comentada de la súbita transformación de El Duende de enemigo a aliado de Spiderman tras las palabras de su mayordomo; o la instantánea alianza Venom/Hombre de Arena (¿cómo sabía Venom todas esas cosas de Flint Marko alias Hombre de Arena?). O la manera en que Peter se libra del simbionte.

Además, al hilo de esto último, en la película hay toda una serie de “coincidencias “ demasiado “convenientes” que hacen que sea todo demasiado artificial, demasiado preelaborado. Ejemplos: Gwen Stacy es compañera de clase de Peter (hasta ahora no sabíamos nada de ella), novia de Eddie Brook, fotógrafo que le disputa a Parker un puesto en el periódico debido a las fotografías de Spiderman. Éste salva, casualmente, a Gwen, y Brook lo fotografía. Por otro lado, el meteorito cae cerca justamente de Peter y Mary Jane- sin que el sentido arácnido de Spiderman lo detecte-). También el padre de Gwen es el capitán que lleva el caso del asesinato de tío Ben, casualmente realizado por Flint Marko, evadido de la cárcel y que interrumpe la ceremonia de entrega de llaves de la ciudad a Spiderman por su acción al salvar a Gwen.

Spiderman acude “casualmente” a la torre de una iglesia, y se deshace del simbionte por el sonido de las campanas ( en los cómics es porque lo sabe, y acude al campanario, aquí es de casualidad) . Y, otra vez “casualmente” se encuentra en esa misma iglesia un Eddie Brook que ha perdido su trabajo por culpa (según él) de Peter Parker. Eddie ve a Parker como Spiderman, y el simbionte toma posesión de él.

Y otra vez etc.

Bueno, voy acabando ya.

Si no se hubiera abusado de esta cadena de “casualidades”, se hubieran centrado más en un par de líneas argumentales en vez de abrir tantos frentes, hubieran tenido más rigor por los detalles, y se hubieran suprimido esas vergonzantes y vergonzantes escenas, hubiera quedado una excelente película. Pero como se comenta que Venom y Gwen fueron imposiciones de los productores, y que tanto el director como algunos actores estaban ya cansados y querían dejar la franquicia, la cosa parece que se les fue un poco de las manos.

Y eso que hay cosas muy buenas, como los efectos especiales, y algunos actores (yo remarcaría a James Franco), y algunas escenas absurdas pero divertidas ( la de J .Jonah Jameson en la reunión de la redacción del Bugle; y la de Bruce Campbell como maître del restaurante francés).

Y esa es mi valoración: sobran tramas y escenas, muchas, lo que conlleva que falte hilar mejor las historias. Además, detalles como lo del “ausente” sentido arácnido, las “casualidades” y los repentinos cambios de actitud de algunos personajes (al ya comentado de Osborn, añadir los de El Hombre de Arena/Flint Marko).


PD: por no hablar del diseño de El Duende, ni del traje simbionte...

PD: y lo de Peter Parker con el receptor de la policía en su habitación 8por cierto, ¿cuando estudia?.

1 comentario:

Reverendo Gore dijo...

Tienes razón en todo, lamentablemente nos hemos encontrado con un producto veraniego más, ni comparación con las aceptables (una mejor que otra) anteriores entregas de Spiderman.
No me había dado cuenta de que es cierto que Peter no utiliza en ningún momento su sentido arácnido, y si ya era ridículo ese intento de "Batman y su fiel Alfred"...nada que decir con los ridículos bailes que sazonan todo el metraje (sólo le faltaba a Venom bailar).
Los malos, el único que cumple es Hombre de Arena, Venom/Veneno se convierte en un chiste, con un grito afeminado y un aspecto más parecido al de Matanza que al verdadero simbionte.
Seguire atento a tu blog...

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA