martes, 15 de agosto de 2006

EL LANZADOR

Cuando empecé a pensar en esta historia, sólamente tenía el título: "Yo era el lanzador de cuchillos del circo".
Sabía que era un buen título, impactante, con un ligero toque de morbo. Pero enseguida comenzaron los problemas; el título mismo podía enunciarse de diferentes maneras, cada una de las cuales podría dar una idea diferente de la historia a contar. Por ejemplo:
-"El lanzador de cuchillos del circo era yo".
-"Yo, el lanzador de cuchillos del circo".
-"Era yo, el lanzador de cuchillos del circo".
-"Del circo, yo era el lanzador de cuchillos".
-"Era yo, el lanzador del circo de los cuchillos".
-"Cuchillos, yo era el lanzador del circo".
-"El circo, los cuchillos, y yo, el lanzador.".
Etc, etc, etc.

En fin, decidí dejar el primero que tuve, más que nada por nostalgia...y por no complicarme más la vida. De todas maneras, una vez surgida la duda desde el título mismo, el resto de la historia era ya un enigma y un temor al qué sucederá.
Sólo tenía un bosquejo, una ligera idea; el titular de un periódico que decía: "
El lanzador de cuchillos del circo Z. mata, en una pelea, al forzudo".
A partir de ahí, podía desarrollar una pequeña sinopsis: el lanzador se peleaba, a manos desnudas- es decir, sin armas-, con el forzudo del circo por la mujer barbuda (bueno, por la mujer en sí no, más bien por su barba; tanto el lanzador de cuchillos como el forzudo querían la barba. pero a juicio del lanzador, le correspondía a él, que era barbilampiño, y no al forzudo, poseedor de una incipiente pelusilla en el mentón.). En la pelea intentó mediar el Hombre Anguila, pero no pudo separarlos...

No, la idea no iba por buen camino.
Entonces pensé en una METAHISTORIA, es decir, una historia dentro de la historia, y empecé a imaginar que contaba una historia relatando cómo iba a escribir una historia acerca de un lanzador de cuchillos de un circo...no, tampoco le veía buen fin.

Pero, de todas formas, tampoco creo que me apeteciese mucho escribir una historia de este tipo, pues parecía muy complicado; investigar la vida en los circos, estudiar el funcionamiento de los diferentes números- en especial el de lanzamiento de cuchillos-,así como las barbas de las mujeres barbudas, el grado de elasticidad de los Hombres Anguila, hasta dónde puede llegar un enano, etc.
Bueno, sigo pensando que el título era realmente bueno, y que la primera idea parecía prometer.

En fin, una pena.

2 comentarios:

Dsole dijo...

Hola!
No te lo vas a creer pero ayer mismo decidí rescatar una historia que empecé hace unos cuantos años (tal vez 4 o 5 pero eso tampoco importa) y que se titulaba "la chica del lanzador de cuchillos" Me gustaba mucho el tema de jugarse la vida cada noche en una función, más que el hecho de q alguien lanzara los cuchillos. Jeje. Ahora estoy mirando cosas por internet en plan investigación.. en fin no sé cómo terminará la cosa, pero me ha hecho gracia tu post y por eso te he dejado el comentario. Estaba muy chulo tu título. Por qué no lo intentas?
Un saludo.

JAVIER dijo...

Muchas gracias por tu comentario
la gracia del post es que...eso es el relato. la minihistoria de alguien que quiere escribir un relato, y se abruma pensandolo
Ese eres tu, por lo que veo ;)
saludos

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA