domingo, 29 de julio de 2018

Espada Auxiliar (Ann Leckie); reseña


Título: Espada Auxiliar (Trilogía del Radch 2)
Título Original: (Ancillery Sword, 2014)
Autor: Ann Leckie
Editorial: Ediciones BColección: Nova

Copyright:
© 2014, Ann Leckie
© 2017, Ediciones B, S.A.
Traducción: Victoria Morea
Edición: 1ª Edición: Julio 2017
ISBN: 9788466660426
Tapa: Blanda
Nº de páginas: 400
 (Trilogía del Radch-2)
Después del "soplo de aire fresco" que supuso la primera novela de esta trilogía, reseñada también aquí (Justicia Auxiliar), esta continuación supone una pequeña decepción. No es mala, incluso podríamos considerarla una buena novela de ciencia ficción,si no tuviéramos las expectativas creadas tras el final de "Justicia auxiliar". Pero todo lo que reseñábamos como bueno, todo aquello que resaltábamos de aquella, prácticamente desaparece en esta. Siguen presente, por supuesto, las naves de batalla del imperio Radch, las Inteligencias Artificiales que controlan dichas naves y a todos su tripulantes y soldados, etc, pero las grandes batallas, los innumerables parajes a visitar, las batallas personales… casi todo eso desaparece para dejarnos un escenario prácticamente único (la Estación Athoek), y un argumento más basado en intrigas políticas y sociales que en lo que esperábamos encontrarnos en este volumen. Podemos argumentar que la ciencia ficción, como todo otro género, también puede tener su vertiente sociológica y política y, de hecho, existen muchos libros, y muchos autores de renombre, que han utilizado esas ramas; pero insisto, el cambio de registro de un volumen a otro de esta saga/trilogía es demasiado grande, y nos da la impresión de que por el camino se han dejado varias cosas.
Asimismo, otra impresión que nos produce es que este libro es un puente hacia el tercero, a la conclusión de la saga; funciona bien por si mismo, siempre dentro del puesto que ocupa, pero sigue dando la impresión de que este libro prepara el terreno para la conclusión, pero que a la vez ha tenido que meter relleno (en exceso, me parece) para cumplir con el número de páginas que la trilogía le exigía (se autoexigía). Porque el libro es lento, con numerosos pasajes en los que no pasa nada más que los/as protagonistas se preparan un té, hablan, pasean, vuelven, comen… Como digo, párrafos, que llegarían a conformar páginas, de prácticamente relleno, que nos conducen a intrigas políticas y sociales, a nivel planetario, que conducen a su vez, o provienen de eso mismo, a nivel galáctico. Reitero, como libro autónomo funcionaría, pero las expectativas que nos dejó el anterior son demasiado grandes para el cambio radical que se da en este y, podríamos decir (dado que los hemos leído seguidos) para la conclusión de la trilogía (anticipo de la reseña del siguiente: mejora sustancialmente respecto a este, sin llegar al nivel del primero).
Además, el hecho de que la protagonista esté conectada a la IA de la nave, y sea consciente de todo lo que pasa en ella, así como a todos/as sus soldados, y esto haga que sea un narrador omnisciente, hace que por momentos necesitemos otros puntos de vista, máxime cuando se producen todos esos pasajes lentos, cansinos que, repito, parecen más de relleno para llegar al número de páginas para poder alcanzar al siguiente volumen.
Habréis visto que varias veces he utilizado el todos/todas, los/las… etc; si recordáis la anterior reseña, en el Imperio Radch no se da diferencia de género, siendo los ciudadanos, al ser todo una extensión de IAs, neutros. Como comentamos allí, en el idioma original es más fácil jugar con esto, dado el uso del artículo "the" para todo, pero es mucho más dificultoso en el nuestro. En este volumen, dado que ya estamos avisados, prácticamente lo pasamos por alto, y solo reparamos en ello cuando la autora (en boca de la protagonista), repara en ello, al tratar con humanos no pertenecientes al Imperio (es decir, no Ciudadanas), y cuando al nombrar a las auxiliares (simples extensiones dotadas de vida de las IAs de las naves) lo hace como "ello" (mostrando desprecio por parte de quien lo hace).
Introduce además una pequeña nota de humor (y tragedia…) en la figura de la traductora de las presgeer, alienígenas muy presentes en toda la obra pero de las que, en verdad, esperábamos mucho más (tal vez en otras obras situadas en el Imperio Radch…).
En fin, resumiendo, no es una mala novela, aunque le sobran un buen número de páginas; cuidando eso, y dándole otro trasfondo, podría ser una más que estimable novela de CiFi. Pero el ser continuación directa de "Justicia Auxiliar" juega muy en su contra, tanto por el cambio de tono y escenarios, como por el estilo de narración, demasiado lento y pausado, así como notarse demasiado que es el puente a la conclusión, Misericordia Auxiliar, de la que en breve tendréis reseña.

(Reseña publicada en Anika Entre Libros)

No hay comentarios:

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA