lunes, 22 de agosto de 2016

La Patrulla del Tiempo (Poul Anderson); reseña

Autor: Poul Anderson
Editorial: Nova
© 1991, Poul Anderson
© 2016, Ediciones B, S.A.
Traducción: Pedro Jorge Romero
Edición: 1ª Edición: Marzo 2016
ISBN: 9788466655040
Tapa: Dura
Nº de páginas: 736
Una de las obras fundamentales de la ciencia ficción (y, por descontado, de su autor, Poul Anderson, creador de la exitosa  “La nave de un millón de años”, y el autor que más premios Hugo ha obtenido en la historia de la ciencia ficción). Se recopilan aquí prácticamente la totalidad de las obras de Anderson sobre los Guardianes del Tiempo, que comenzó en 1955, y se alargó hasta 1990; desconozco porqué justamente la última, “The shield of time” no es recogida en esta antología.
Como digo, todo el resto de producción del autor sobre los Guardianes del Tiempo está recogida aquí; se trata de cinco relatos, y cuatro novelas cortas (algunas inéditas en España).

En 1955, publica “Patrulla del Tiempo”; ese mismo año publicaba Isaac Asimov su “El fin de la Eternidad”. Aunque de temática similar, ambas obras se diferencian enormemente en su desarrollo; si en la obra de Asimov se debe preservar la historia introduciendo los mínimos cambios posibles, y sin que la presencia de los agentes sea notada, en la de Anderson los Guardianes del Tiempo intervienen directamente en los hechos fundamentales de la historia intentando que no sea alterada, participando activamente en ella, relacionándose con los protagonistas de la misma, y actuando donde y cuando sea necesario y/o conveniente.
El protagonista principal de estas obras, producidas durante décadas, es Manse Everard, un agente no asignado (es decir, no está anclado a una época, sino que es libre de viajar por todas donde se le requiera para solucionar los posibles conflictos que puedan alterar la historia conocida (sin embargo, en alguna de las historias queda como un secundario “de lujo”, desplazándose la narración a otros personajes, siendo Everard una especie de consejero, respetado y admirado por sus compañeros).

Hace gala el autor de sus conocimientos de historia, y las narraciones se escoran fuertemente hacia lo que podríamos llegar a considerar “novela histórica”. Evidentemente, el tratamiento de ciencia ficción está continuamente presente, los Guardianes del Tiempo, la organización, su instrumental, etc, son una constante en todos los relatos; pero el fuerte de este conjunto de narraciones es la historia; la conquista española del imperio Inca; la Jerusalén de David y Salomón; el pueblo persa de Cambises, Astiages y Ciro en la guerra contra Grecia; la Germania invadida por Roma; una Norteamérica “descubierta” por los chinos años antes de que llegara Cristóbal Colón; la Escandinavia regida por Odín, y poblada por los vikingos y los godos, y otros muchos momentos en la historia no ya de la humanidad, sino de la Tierra en sí misma. Incluso cuando esa historia ya se ha alterado, los Guardianes deben hacer todo lo posible para que todo vuelva a ser como era, aún a costa de sus propios intereses…

Primará, como puede deducirse la aventura y la acción en las diferentes épocas en las que están presentes los Guardianes del Tiempo; Manse Everard se convierte en un héroe de acción, capaz de afrontar los más diversos peligros y enfrentarse a todo tipo de enemigos, a veces armado únicamente con su astucia, y los conocimientos proporcionados por su organización. En algunos relatos, aún dominado el tema histórico, hay una fuerte presencia de ciencia ficción cuando deben enfrentarse a unos renegados que, en el futuro, robaron máquinas del tiempo, y las están utilizando para cambiar la historia en su propio beneficio, sin importarles las consecuencias; como digo, están bien entrelazadas las partes de cifi con la novela histórica, los amplios conocimientos de Poul Anderson en materia histórica, y su maestría en la ciencia ficción, hace que todos los elementos casen con facilidad.
Además, en las primeras narraciones ya sienta las bases de lo que será el estilo de la obra, y no se aprecian grandes diferencias a lo largo de las décadas en las que fue forjándose esta “epopeya”. A diferencia de otros escritores de la época (recordemos que la primera de estas narraciones data de 1955), Anderson no precisa de “secundarios a los que explicarles lo sucedido” para que el lector siga el argumento, ni recurre a grandes bloques de información entre medias de la narración: por el contrario, su narración es más fluída (aunque en algún momento pueda recurrir, brevemente, a lo comentado), más acorde con el tono de acción y aventuras que impregnan la obra, ya sea en las partes de ciencia ficción, como en las de histórica.
Podríamos considerar que Poul Anderson es un historiador de la ciencia ficción, y como la gran influencia (al menos una de ellas, tal vez la mayor) para los creadores de la serie de televisión “El Ministerio del Tiempo”.

Sobre la edición, decir que han publicado un libro de lujo, con excelente portada de sobrecubierta con solapas, cuya ilustración se reproduce en el interior (mejorando, a mi entender, al suprimir los brillos de la portada), cinta de punto de lectura… con algunos errores que, en cierta medida, llegan a desmerecer un punto todo el resto de trabajo. Entre estos errores, que el índice no coincide con el comienzo de varios de los relatos, y que alguno de ellos adolece de una revisión más concienzuda, encontrándose un buen número de errores, que no existe en el resto de la obra, lo que hace pensar en que algunos no se han revisado, o que se ha cogido alguna edición anterior y se ha copiado tal cual. Como digo, esto resta algún punto a una edición, y a un libro, que por lo demás, podríamos calificar de excelente… si te interesa la novela histórica y de aventuras.
Incluso me ha hecho “ilusión” que en cierto momento se nombre Sagunto y su historia.


Imprescindible para los amantes de la ciencia ficción y de Poul Anderson.


Argumento:

"La patrulla del tiempo" recopila casi todas las novelas y relatos que Poul Anderson publicó sobre Los Guardianes del Tiempo, aventuras de una policía del tiempo que debía vigilar el pasado para evitar que la futura existencia de una máquina del tiempo pudiera alterar el devenir de la humanidad, o simplemente que hechos conocidos en la Historia se desviaran, y pudieran cambiar toda la humanidad.
El protagonista, Manse Everard, es un patrullero del tiempo, uno de los esforzados paladines que protegen la historia de las alteraciones que podrían producirse en la incierta matriz del futuro.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA