miércoles, 26 de junio de 2019

"Frankenstein de Dick Briefer" (cómic, reseña)


Título: Frankenstein de Dick Briefer (Biblioteca de comics de terror de los años 50) Vol.2
Título Original: (Dick Briefer's Frankenstein, 2017)
Autor: Dick Briefer
Editorial: DiáboloColección: Biblioteca de cómics de terror de los años 50
Copyright:
© 2017, Gussoni-Yoe Studio In.c
© 2018, For the Spanish Edition, Diábolo Ediciones
Traducción: Cristina Bracho Carrillo
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Noviembre 2018
ISBN: 9788494903083
Tapa: Dura
Nº de páginas: 184
"Frankenstein de Dick Briefer" es el segundo volumen  de la Biblioteca de Cómics de Terror de los Años 50, cuyo primer volumen, "Haunted Love" ya reseñamos en su momento. En esta obra, se incluyen los tres periodos en los que se diferencia la obra de Briefer con el famoso monstruo.

En la reseña del anterior volumen de esta Biblioteca de Cómics de Terror de los años 50, "Haunted Love", ya hablamos de la censura del Cómic Code Authority (CCA) que, a mediados de los años 50 del pasado siglo, hizo que multitud de títulos y editoriales tuvieran que cesar sus publicaciones; pues bien, este caso del que nos ocupamos ahora es uno de los más claros ejemplos, sobre todo en la figura de Dick Briefer, que se encargaba tanto de guión como de dibujo de sus propias obras (solamente en una par de ocasiones colaboró con otros artistas). Los cómics de Frankenstein de Briefer tuvieron tres etapas; la primera de principio de los años 40 presentaba a un monstruo horrendo, cruel cuya obsesión era matar gente para así mortificar a su creador (llega a salvarle la vida para que continúe sufriendo viendo como sigue matando gente); luego, a mitad de los años 40, y ya en su propia revista, el protagonista es presentado con un aspecto más bonachón (bobalicón, podríamos decir), y el tono de las historias cambia, siendo de un tono humorístico, y presentándonos a una serie de secundarios; posteriormente, tras un lapso de unos años, vuelve a principio de los años 50 pero de nuevo, por exigencias de los editores, nos muestra a un monstruo de aspecto terrorífico (en este caso, más apegado a lo que conocemos de las películas de aquellos años) pero ya no malvado, que solamente pelea para defenderse y que, incluso, llega a ayudar a los humanos. Pero he aquí que se topa con la censura de CCA y esta vuelta a (casi) los orígenes fue blanco para dicho CCA, con lo que se paró su publicación. Dick Briefer siguió brevemente colaborando en el mundo de los cómics pero, escaldado por este tema, se pasó al mundo de la publicidad; tuvo posteriores ofertas para revivir la faceta cómica del personaje, que rechazó, aunque sí estuvo interesado, a raíz del éxito de "La Familia Addams" en la creación de las tiras de prensa de Frankenstein, aunque no llegó esto a buen puerto.

El cambio de estilo, no solo de guión, del "primer" Frankenstein (cuyas historias primerizas firmaba Briefer con el seudónimo de Frank N. Stein) al "segundo", el humorístico, sino sobre todo de dibujo, nos hace admirar la habilidad del autor para cambiar de registro, que incluso nos asombra que haya salido de los mismos lápices. En esta segunda época, Dick Briefer se lanza al humor, incluso a la parodia, utilizando a reconocidos actores de la época para caricaturizarlos e, incluso, se "permite" la parodia de Siegel y Shuster (creadores de "Superman"), en los personajes de Seagull y Shoestring, creadores, en este caso, del ridículo "Blooperman" (Briefer había creado algunos superhéroes para la revista que trabajaba e, incluso, tuvo la oportunidad de colaborar en el origen de "Batman"). Incluso cambia el origen del monstruo, que ya había mostrado años antes, en la primera época, para comenzar ya desde el primer número de la revista "Frankenstein", con el tono de humor que decide darle a esa época, el preferido por el autor; pero el auge de los cómics de terror, y las presiones editoriales, hacen que se vuelva al modelo terrorífico. En este, el menos interesante para Briefer, vuelve a cambiar de estilo, acorde al mencionado auge del terror, con un estilo más "depurado", más cercano al realista y al monstruo conocido por el público por las películas y demás, Como mencioné al principio, el monstruo ya no es el despiadado y terrorífico de los primeros años, sino un ser amargado, asustado, que lucha solo por defenderse y que, incluso, llega a ayudar a los seres humanos; pensad en, por ejemplo, el "Hulk" de Lee/Kirby de unos años después, y podréis haceros una idea. Y, es en esos momentos cuando el CCA se entromete y Dick Briefer, harto de las presiones, la censura, etc, decide dejar el mundo del cómic (aunque volvería esporádicamente a él) y dedicarse al de la publicidad.
Es decir, en esta obra tenemos como artista completo a Dick Briefer, que colaboró con algunos de los artistas que en ese momento eran punteros o comenzaban a destacar, con su obra más personal, a la que dedicó casi toda su vida dentro del mundo de los cómics. Y para todos los gustos; una primera parte terrorífica, con un monstruo consagrado a matar y a angustiar la vida de su creador; una segunda humorística, paródica, que cambia el estilo de dibujo para adecuarlo a las nuevas historias (las preferidas de su creador) en las que, además, el monstruo se rodea de una serie de acompañantes; y una tercera, y final que, a petición de los editores por el auge del cómic de terror, vuelve a la vertiente terrorífica, más bien trágica, con un dibujo más realista y un monstruo más apegado a la imagen que popularmente tenemos de él. Como digo, para todos los gustos.
También hay que decir que tres de las historias de la parte humorística (casi las que más, la verdad), fueron seleccionadas directamente por el editor español, dado que no aparecen en la edición original.
Hay que añadir que también se incluye un extenso e interesante artículo por parte del recopilador y editor original, Craig Yoe.
Y para acabar, la edición; en la reseña del primer número de esta Biblioteca de Cómics de Terror de los años 50, comenté que había historias deficientemente reproducidas, que deberían haber pasado por una restauración; pero, por lo que veo, esto es problema del editor original, no achacable al español que, por otro lado, realiza una edición muy buena.

No hay comentarios:

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA