jueves, 21 de julio de 2016

Charlie Chaplin (Peter Ackroyd); reseña

Título: Charlie Chaplin
Título Original: (Chaplin, 2014)
Autor: Peter Ackroyd
Editorial: EdhasaColección: Biografías y Memorias
Copyright:
© 2014, Peter Ackroyd
© 2016 Edhasa

Traducción: Tomás Fernández Aúz y Beatriz Eguibar

Ilustraciones: B/N

ISBN: 9788435027328
Tapa: Blanda
Nº de páginas: 384

Argumento:

"Charlie Chaplin", como su nombre indica, es la biografía del genial cineasta y humorista. Toda su vida condensada en estas 384 páginas que incluyen una serie de fotografías, algunas icónicas.
Seremos testigo de sus años de extrema pobreza y soledad, lo que configurarían su carácter de adulto, e influiría en su obra, sobre todo en la creación del "pequeño vagabundo", Charlot, como comenzó a concoérsele en Francia. Primer ídolo de masas, persona más famosa del mundo, controlador absoluto de su obra, su vida personal tomó unos derroteros diferentes a la de su creación.



OPINIÓN:

Biografía que, como no puede ser menos, analiza toda la vida de Charles Chaplin, desde su nacimiento, sus días de pobreza, los internamientos de su madre, sus primeros pasos en el vodevil, sus años de fama, sus escándalos sexuales, su exilio en Suiza, etc.

No he leído otras biografías de Chaplin, por lo que no se si la estructura utilizada en esta que nos ocupa es común, o es algo más concreto del autor; cuando ya entramos en los años de fama de Chaplin, en los momentos en que los escándalos sexuales comienzan a salpicarle, así como la preocupación por su madre, y un terror enfermizo a perder su dinero, el autor lo unifica con la película que estuviera grabando Chaplin en esos momentos, o en la que tuviera en mente. Es decir, muestra cómo su vida personal influía en su obra, bien poniendo en papeles principales a alguna de sus amantes, bien porque su situación personal afectaba a su obra.

Casi todos los aficionados al cine de Chaplin conocen parte de su vida personal, los escándalos sexuales que le rodearon, y su autoexilio a Suiza, en parte por esos problemas, y por otros relacionados con el fisco de Estados Unidos.
Chaplin llego a ser la primera persona, o personalidad, que fue objeto de culto de masas; sus películas se esperaban con gran expectación, y su presencia siempre estaba rodeada de miles de fanáticos; fue el primer “objetivo” del hasta entonces desconocido fenómeno fan. Por encima de políticos y, sobre todo, de otros artistas famosos de la época, como por ejemplo sus compañeros con los que fundaría United Artists,  Douglas Fairbanks,Mary Pickford y David Wark Griffith. Según la biografía, Chaplin aparentaba sentirse abrumado por tales muestras de efusividad, pero en realidad disfrutaba enormemente con ellas, y si no se daban, parecía molesto. También compara el libro ciertos pasajes, en temas familiares (sobre todo de su relación con su madre, y la enfermedad mental de esta) contradictorios con las memorias o entrevistas al actor. Todo esto muestra a un Chaplin contradictorio, que se amolda (que sabe amoldarse) en cada momento a las circunstancias que le rodean. Sin embargo, sus lios con las mujeres, sobre todo menores, empañó, a ojos de la sociedad, su imagen pública. Esto, unido a sus problemas con el fisco de EEUU, hizo que emigrara a Suiza, donde acabó sus dias.
Su infancia, su extrema pobreza, y el haberse criado prácticamente solo, influyó de tal manera en él que siempre tuvo miedo a estar solo, sentirse rechazado, fracasar y  volver a la pobreza. Su carácter quedó marcado y, cuando no estaba actuando, se mostraba suspicaz y agrio; por eso creó al pequeño vagabundo, un personaje que recoge su autoconfianza, sus ganas de luchar y no darse jamás por vencido, sean cuales sean los golpes que le depare la vida. El pequeño vagabundo, Charlot en Francia (y después en el resto del mundo), país que veneraba la mímica, y que tenía casi como “Héroe nacional” la figura de Pierrot, por lo que al personaje de Chaplin comenzaron a llamarle Charlot, unido Chaplin-Pierrot. Muestra del indiscutible éxito en los diferentes países, por muy exóticos y lejanos que fueran.
Fuera de las películas de Charlot, Chaplin realizó docenas de filmes, en las que tenía (como en las del pequeño vagabundo) control absoluto; fue el primer actor/director al que los estudios concedieron plenos poderes sobre sus propios filmes, y el que comenzó a alargar el metraje de los mismos, hasta llegar a lo que conocemos hoy en día.
Pero su carácter y sus miedos le llevaron a una lenta decadencia, también incrementada por su incapacidad para entender el cine “moderno”, lo que le llevó a rod
ar algunas películas que fueron fracasos en su época. Unido todo ello a sus escándalos sexuales y, como decimos problemas con el fisco de EEUU, hizo que emigrara a Suiza, donde acabó sus dias, en compañía de su última mujer, Oona, con la que llegó a una tardía estabilidad, y sus hijos.

Imprescindible para los amantes del cine, especialmente para los seguidores del genial (pero a veces conflictivo) Charlie Chaplin, que llegó a ser el hombre más famoso del mundo, y con el que podríamos decir que surgió el fenómeno de los fans. Ídolo de masas, genio, problemático en sus relaciones personales, el primer cineasta que controló totalmente sus productos, con un carácter marcado por los miedos de su infancia (pobreza, soledad, enfermedades mentales, abandono…), creador de un personaje reconocido en todo el mundo y venerado en parte de él, renovador del cine casi desde sus principios, luchador contra el establecimiento del poder absoluto, todo ello era Charlie Chaplin… genio y figura, podría decirse.

Acompañan al texto una serie de fotografías tanto de películas y carteles, así como de algunas de las personas y momentos que rodearon al genio.    



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA