miércoles, 11 de junio de 2014

La hermana menor (Raymond Chandler)

La hermana menor
Título: La hermana menor
Título Original: (The Little Sister, 1949)
Autor: Raymond Chandler
Editorial: Debolsillo
Colección: Contemporánea

Copyright:
© 1949, Herederos de Raymond Chandler
© 2014, Debolsillo
© Penguin Random House Grupo Editorial S.A
© Joyce Carol Oates por el epilogo
Traducción: César Aira & Juan Manuel Ibeas
Edición: 1ª Edición: Abril 2014
ISBN: 9788490328095
Tapa: Blanda, bolsillo
Nº de páginas: 304

Argumento:

Philip Marlowe, detective privado de Los Ángeles, es contratado por una joven de Kansas para que encuentre a su hermano. Pronto, Marlowe se verá envuelto en la vorágine de Hollywood, de las estrellas que ahí se crean, y del sórdido mundo que puede llegar a envolverlas; un mundo que el propio autor llegó a conocer en su carrrera de guionista, y de adaptador de obras para el cine.

Opinión:


Una de las novelas protagonizadas por el detective privado Philip Marlowe, surgido de  la pluma del escritor Raymond Chandler, uno de los reconocidos en el género detectivesco, novela negra "had boiled" norteamericana. En esta novela el autor, además del caso a resolver por el detective, nos da su particular visión de la Norteamerica que le ha tocado vivir. Es un tema frecuente en este tipo de novelas, incluso algunas veces los propios autores reconocen que esa era su intención inicial, y el género les da el marco idóneo para exponer sus ideas y visiones de la sociedad tal y como la conocen. Concretamente, en "La hermana menor", el autor lanza su mirada crítica contra el star system de Hollywood, y a los cambios que el cinematógrafo provoca conforme va cobrando auge; cambios en las personas, en las ciudades, en las relaciones, en la moralidad, en los negocios, en la ley, etc. Por supuesto, siempre tendremos las tramas de mafias, matones, hampones, traficantes, asesinatos, mujeres fatales, investigación policial, fiscales, etc, pero en este caso, relacionado con el brillo y el oropel cegador de las emergentes estrellas hollywodienses y todo aquello que las rodea. Y, como comento, el cambio que ese fulgurante ascenso al estrellato causa a las personas que son testigos de ello, ya sean cercanas, o simplemente por que se han visto atrapadas en la red tejida en torno a esos sucesos. 
Marlowe es un detective privado, al contrario que Spade, creación de Dashiell Hammett, cínico, burlón, sarcástico; Spade se nos presenta ("El Halcón Maltés") más frío, más apegado a las reglas digamos básicas de las relaciones. Pero Marlowe parece verlo todo desde otro prisma, sus métodos son diferentes, sus relaciones son también diferentes, así como los métodos y medios para enfrentarse a ellas.
Describe el autor los sucesos, cambios, ideas, etc, de su entorno habitual. Y es un cambio, como en un momento dado pone literalmente en boca de su protagonista, que no le gusta. Por eso dicho protagonista, Philip Marlowe, se enfrenta con sarcasmo e ironía a la realidad. Pero, aunque en esta novela no suceda, a punto está de quebrar la línea que separa el sarcasmo de la necedad; leyendo el artículo final, parece ser que en alguna obra sí ha traspasado esa línea, rayando el absurdo.
Por otro lado, como también podemos leer en ese mismo artículo, las tramas de las obras de Raymond Chandler, al contrario que las de sus coetáneos y colegas de género (volvamos a Hammett) a veces pecan de enrevesadas, y de avanzar a la fuerza, por acumulación de sucesos y/o personajes; no fluyen de una manera orgánica, con una línea a seguir, si no que la misma fuerza bruta que desencadena los sucesos se va encargando, a veces de manera demasiado casual, de ir presentando situaciones y personajes que, valga la redundancia, a la fuerza terminan por encajar. Ello puede venir, como decimos, porque al autor parece interesarle (en varias entrevistas y artículos lo recalca), presentar una visión  de la sociedad a través de un cierto género, más que dicho género en sí. 
Todo esto, a pesar de ser una buena obra, con buenos personajes, y una trama intrigante, que además deparará varias sorpresas, como toda buena obra de género negro; en ocasiones la trama tiene saltos, a veces literales, a veces "de fe" por parte del lector, y eso hace que en ciertos momentos se dificulte la lectura. Pero si perseveramos, y nos sumergimos en la lectura, más adelante las cosas se van aclarando y, a pesar de que aún necesitaremos dar algún que otro salto como los anteriores, valdrá la pena haber sido fiel al autor y al personaje.
Entendámoslo bien; no se trata de que sea una obra difícil porque deja en manos del lector, o en la mente más bien, preguntas, dudas, cuestiones, que se puedan manejar como piezas de un puzzle, como bits de información que debamos encajar; no, más bien se trata de abruptos saltos, de situaciones a veces forzadas, como venimos manteniendo, y así opina  Joyce Carol Oates en el artículo que sirve de epílogo, y así lo hemos notado también. Pero como también comentamos, el resultado final, salvados estos escollos, es satisfactorio, descubrimos una interesante intriga relacionada con las estrellas de Hollywood, personajes de muy diversa procedencia, extorsiones, chantajes, asesinatos, sentimientos inesperados…
Se cierra este libro con el artículo escrito por Joyce Carol Oates que  me ha sorprendido que haya sido incluído aquí, pues entre unas cosas y otras, no deja en muy buen lugar la obra de Raymond Chandler… aunque como veis, en el caso de esta novela, tenemos opiniones similares. 

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA