domingo, 6 de octubre de 2013

Reseña: El enviado (J.E. Álamo)

Hace unos tres años leí por primera vez, en su edición original, El Enviado, de J. E. Álamo, y al año siguiente leí y reseñé Penitencia. Posteriormente he ido leyendo el resto de sus obras, como las dos entregas de Tom Z. Stone, Lado Extraño, y sus relatos, publicados en antologías y revistas. Así, que esta reseña estará en parte condicionada por esas posteriores lecturas, dado que he ido descubriendo que el universo que nos propone el autor para casi todas sus obras es un universo compartido, en el que vamos encontrando elementos y referencias de esta, digamos, obra primigenia (digo esto porque en estos momentos no sé con seguridad si las primeras ideas de Lado Extraño, su última obra por el momento ya estaban cobrando forma cuando publicó la primera versión de El Enviado).

Como vengo diciendo, el universo creado por Joe es un universo compartido, dado que en esta obra que nos ocupa, ya nombra varias veces, en palabras de los personajes, que hay otros mundos, otras realidades adyacentes a la que se encuentran (¿nos encontramos?), y que existen maneras de pasar de unas a otras. A la vez, el Tiempo es en manos del autor, una cosa flexible, un sendero que se puede visitar en cualquier punto, no existe propiamente un "antes y un después"; sin embargo, las acciones en un punto del tiempo, o de una de las realidades, sí que pueden tener (de hecho tienen, y eso es la base de la obra) repercusiones en otros puntos.
El enviado, figura sombría de la que no sabremos su origen hasta el antepenúltimo relato, se asemeja a veces a un justiciero de western, otras a un justiciero urbano... está aquí, en esta realidad (la realidad del libro) parece ser que para ajustar cuentas a seres pervertidos y depravados.
Aparte de la calidad de cada relato por sí mismo, el hecho de que no sean necesariamente lineales, sino que cosas ocurridas al principio pueden tener su origen en los relatos finales, le da un extra al conjunto del libro, máxime cuando descubrimos el origen de El Enviado, sus verdaderas motivaciones, el porqué de su misión en esa realidad, y por tanto, de todo el conjunto de la obra de Joe. 
En una reseña reciente, he leído que este libro de relatos se puede leer, en realidad, como una novela, en la que cada relato podría ser un capítulo; en su momento, no recuerdo haber pensado en eso, pero con esta segunda lectura, y habiendo leído alguna que otra opinión, veo que tal propuesta puede ser acertada. Veamos, a pesar de que cada relato puede leerse independientemente, gana muchísmo como conjunto, por todo lo que comento anteriormente. Además, hay capítulos (relatos) en los que prácticamente el protagonista, o no hace acto de presencia, o simplemente se le nombra muy someramente. Sin embargo, estos relatos/capítulos serán muy importantes en el devenir de los sucesos, logrando una conjunción propia de las novelas, aunque en un todo sean independientes.
 


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA