lunes, 22 de octubre de 2012

KAMELOT: vídeo del tema "Sacrimony (Angel Of Afterlife)"

 Bueno, parece que esto es casi una costumbre: poner en este blog videos cuando Kamelot lanzan un nuevo disco. En el clip participan Elize Ryd (AMARANTHE) y Alissa White-Gluz (THE AGONIST).  El nuevo cantante de KAMELOT es el sueco Tommy Karevik, vocalista de SEVENTH WONDER.

El nuevo CD de KAMELOT "Silverthorn" saldrá vía SPV/Steamhammer el 29 de octubre en Europa y el 30 en América del Norte.



viernes, 19 de octubre de 2012

En el corazón del bosque, de John Boyne (reseña)

Inevitable, ya que en la propia portada del libro hay una pegatina con “Del autor de El niño con el pijama de rayas”, escrita sobre fondo simulando la portada de ese libro, el no comparar ambas. Y seré sincero; si de entrada me hubiera dado cuenta de esto, si hubiera recordado el nombre del autor, seguramente no habría elegido este libro para reseñar; porque “El niño con el pijama de rayas” no me gustó nada, algo que va en contra de la mayoría de las opiniones, lo sé. Y no me gustó porque novelas sobre los nazis, la segunda guerra mundial, y los campos de concentración hay muchas, y mucho más “crueles”, y porque el niño protagonista… en fin… Es decir, la actitud, la conducta, y otras cosas del protagonista no me gustaron para nada; quiero decir que tal como está retratado el personaje, me producía más bien rechazo, y no empaticé en ningún momento. Ahora, leyendo esta que nos ocupa, y viendo la lista de agradecimientos (entre otros, a “los equipos de Random House Children’s Books”…), he creído comprender algo; John Boyne escribe para un público a caballo entre el juvenil y el adulto, novelas adultas pero contadas desde un punto de vista, y un lenguaje, propio de la novela juvenil. Asimismo, los protagonistas son niños, lo que puede hacer más obvio el intento de acercarse a un público más joven. Esto, a mi entender, puede plantear un problema; querer tratar problemas que entrarían en el ámbito de los adultos, a través de las experiencias de un niño, por lo que ni las reacciones, ni el entendimiento, ni en definitiva la trama, serán las mismas para unos que para otros. Por otro lado, el querer acercar el argumento hacia el lado más juvenil, cuando lo que se está tratando son temas más adultos -los campos de concentración, el dolor, la pérdida, las decisiones a tomar, etc,- lo hace desde ese punto de vista más juvenil, que a mi entender no acaba de encajar en el conjunto.
 
Ciñéndonos a “En el corazón del bosque”, el autor vuelve a utilizar el punto de vista de un niño, para contarnos una especie de fábula, utilizando como contrapartida la figura de un anciano que le va contando diferentes historias, retazos de su vida, en un entorno misterioso y fantástico. Tiene el aliciente de que descubrimos (de todas maneras ya nos lo anuncian en la contraportada, por si acaso) que dicho anciano es Pinocho, con lo que dicha fábula adquiere otra dimensión si pensamos en la marioneta que quiso ser niño, sacrificando así su infancia y su inmortalidad, entre otras cosas.
 
El entorno de la tienda de marionetas – y todo el entorno imaginario de la novela, así como sus personajes secundarios- donde se desarrolla la mayor parte de la novela, las fabulosas historias narradas por el anciano, etc, le dan un trasfondo fantástico al libro, que se agarra a la realidad en la historia de el niño, Noah Barleywater: en su huida de casa de sus padres, en los recuerdos que guarda de los mismos, en su reacciones ante lo que le va sucediendo, en sus pensamientos hacia el futuro. Pero, al igual que “El niño con el pijama de rayas”, y como estoy comentando desde el principio, esta parte es la que no termina de engancharnos, terminando por lastrar en parte el resto de la novela; porque aquí surge la parte juvenil/infantil del libro, en la que las reacciones y actitudes del niño no acaban de corresponder con el  tono del resto de la narración, y se aprecia cierta descompensación.

Por sí sola, cada parte podría mantenerse dentro de una estructura con sus mismas características, pero ensambladas, me da la impresión de que hay fisuras en el entramado. Es una lástima, porque toda la parte del anciano en su tienda de marionetas y las historias que le narra a Noah están realmente muy bien y, como digo, chirría un poco al estructurar toda esa parte en torno al niño escapado de su casa, y las razones de dicha huída.

 
En resumen, no acabo de comprender las reacciones y actitudes de los niños de las novelas de John Boyne, sobre todo en el ámbito general de la novela donde se encuentran ubicados; me da la impresión de que hay dos grandes partes diferenciadas, que no acaban de encajar del todo. 




Una mañana muy temprano, mientras sus padres aún duermen, Noah Barleywater se escapa de casa. En ayunas y sin dinero, se adentra en el bosque y no se detiene hasta llegar a un pueblo donde se encuentra con la tienda de juguetes más especial que cabe imaginarse: no sólo las hermosas marionetas de madera que pueblan los estantes se comportan como si estuvieran vivas, sino que también hay animales, vehículos y todo tipo de objetos inesperados.

Un amable anciano, que fabrica los juguetes, lo invita a comer e intenta averiguar el motivo de su huida, y ante el silencio del niño, le cuenta la historia de su vida. Noah, perplejo, escucha atentamente el relato, lleno de aventuras increíbles, de orgullo por las proezas logradas, pero sobre todo de remordimiento por las promesas no cumplidas. Las palabras del misterioso anciano llevarán al niño a tomar una decisión que cambiará su vida.
Con la sensibilidad y la inteligencia narrativa que lo caracterizan, John Boyne hace un guiño al cuento de Pinocho para crear una fábula sobre la infancia, el dolor y las decisiones que debemos tomar desde que somos niños. 
(argumento editorial)




EN EL CORAZÓN DEL BOSQUE
(Noah Barleywater Runs Away, 2010)

John Boyne

Editorial Salamandra
Colección Novela

© John Boyne 2010
© Ediciones Salamandra S.A, 2012
Traducción de Patricia Antón de Vez
1ª Edición, Julio 2012

Género y tags: Novela – Fantasía – Fábula - crossover - literatura británica
ISBN: 9788498383539
224 Páginas

(Reseña publicada en Anika Entre Libros)

 

lunes, 8 de octubre de 2012

Leer "Poemario Dune: I La Yihad" (nominada Ignotus 2012)

Contiene "Poemario Dune:I La Yihad", nominado Ignotus 2012
Hasta hace poco era difícil poder hacerse con él, dado que la revista/editorial donde fue publicado estaba en proceso de migración de archivos. Ahora, el editor de Alfa Eridiani, Jose Joaquín Ramos, ya me ha pasado el enlace donde pueden ser encotnradas las revistas Alfa Eridiani. En el número 13 de la tercera época, la que en estos momentos carece de portada en el blog de descarga, podéis leer mi Poemario Dune: I La Yihad, nominado al Ignotus 2012 como mejor obra poética. 

Aún quedan unos días para la Hispacón/Imagicón, en la que se pueden votar a los candidatos a las diferentes categorías a los Ignotus, por lo que podéis echarle un vistazo a este poemario.

sábado, 6 de octubre de 2012

Una mirada a la oscuridad, de Philip K. Dick (reseña)

Alteraciones de la realidad, o de la percepción de la misma; eso es lo que nos ofrecen la mayoría de las obras de Philip K. Dick. Alteraciones, ya sean de la realidad misma, o de la manera de percibirla, tanto los protagonistas de esas obras, e incluso los lectores, que pueden darse por diferentes medios: uso de drogas, lavados de cerebro, implantación de recuerdos falsos, abducciones alienígenas, distopías, etc. Podemos encontrar esto, como comento, en la mayor parte, por no aseverar aquí y ahora que en toda la obra larga del autor: “Una mirada a la oscuridad”, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, “Tiempo desarticulado”, “Lotería solar”, “Ojo en el cielo”, etc. 
 
En este caso concreto, “Una mirada a la oscuridad”, la ruptura con la realidad de la que hablamos se debe al uso y abuso de drogas, y la trama gira en torno a un agente de narcóticos, Fred, encargado de investigar al peligroso traficante Bob Arctor. Durante el desarrollo de la novela seguimos las “peripecias” de ambos, digamos, coprotagonistas, junto con su grupo de allegados, amigos, compañeros de trabajo, etc. A su vez, vamos siendo testigos de los estragos que la droga va haciendo en los diferentes personajes, ya sean de una parte u otra. Y la realidad, en la mente de los actores principales, va alterándose a medida que profundizamos en la obra. Pero al mismo tiempo que esa realidad va confundiéndose, el autor logra que dudemos de nuestra percepción de la misma, una tónica, como digo, muy común en la obra de Dick; sobre todo, cuando nos vamos acercando al final, cuando el autor va cerrando tramas, pero sorprendiéndonos una y otra vez, cuando creíamos finalizada la obra, y sin embargo, lo que creímos seguro, nos impresiona y una y otra vez hasta, que por fin, damos por finalizada la lectura con la sensación de que el autor nos ha manejado a su antojo, con muy buen tino y gran acierto, haciendo que nos planteemos una y otra vez lo que estamos leyendo (es decir, ha conseguido “alterar nuestra percepción de la realidad”, al igual que la realidad de los personajes de Una mirada a la oscuridad ha ido cambiando)
 
Philip K. Dick escribió esta novela en recuerdo y en honor de sus amigos y compañeros afectados por el consumo de drogas; pero como él dice al final en Nota del Autor, la historia no tiene moraleja, no los acusa ni los disculpa, se limita a contar cuáles fueron las consecuencias. Finalmente, dedica su amor a todos ellos, a los que lista, acompañando dicho listado con las consecuencias sufridas por cada uno (fallecimiento, masivas y permanentes lesiones cerebrales, psicosis permanentes, etc); y entre el listado, aparece el propio autor.
 
He querido realizar esta reseña sin “spoilear” nada de la trama, cosa un poco difícil en este caso concreto; creo que lo he conseguido, y los que no conocen la obra de Philip K. Dick se sorprenderán por el discurrir de la trama, y esos momentos finales donde el autor va impresionándonos una y otra vez (alteración de la realidad…)
 
En resumen, una de las obras imprescindibles del autor, y de la ciencia ficción en general.  
       



 Policías y criminales han sido siempre las dos caras de una misma moneda, pero ningún novelista ha sabido explorar esta perversa simbiosis como Philip K. Dick. Fred es el agente de policía encargado de investigar y detener a Bob Arctor, peligroso traficante de la adictiva y letal Sustancia D. Para ello Fred se adentra en un mundo donde resulta difícil diferenciar la realidad de los sueños y se sumerge en un juego perverso con Bob, en el que será a la vez cazador y presa, hasta que la pesadilla culmina con un sorprendente enfrentamiento final entre el policía y el traficante.

Cáusticamente divertida e inquietantemente certera en la descripción de yonquis, colgados, traficantes, buscavidas y policías, quizá sea la novela sobre drogas más desconcertante jamás escrita.
(argumento editorial)





UNA MIRADA A LA OSCURIDAD
(A Scanner Darkly, 1977)
Philip K. Dick

Editorial Minotauro
Colección Biblioteca Philip K. Dick
© Philip K. Dick 1977
© Ediciones Minotauro 2002, 2006
Traducción de Estela Gutiérrez  Torres
1ª Edición, Octubre 2006
Género: Novela – Ciencia Ficción – Policíaca - Drogas– Estados Unidos – literatura norteamericana
ISBN: 9788445074060
276 Páginas







martes, 2 de octubre de 2012

Planetas Prohibidos 5 Especial Lovecraft, ya disponible

Portada de Guillermo de la Peña
En estos momentos, para su descarga en pdf; en breve, estrá disponible para lectura online, y epub.

Podéis descargarla directamente desde este enlace

Para descargar los cuatro números anteriores, así como el especial Ray Bradbury, podéis acceder directamente desde aquí.


Y pinchando aquí, accederéis directamente al weblog donde se aloja la revista, Planetas Prohibidos, donde encontraréis reseñas, artículos, canal de noticias, etc.

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA