sábado, 29 de octubre de 2011

Reseña: FAHRENHEIT 56K, de Fernando de Querol Alcaraz.


Obra de Teatro. Bubok Publishing, S.L.

Ciertamente, no conozco muchas obras de teatro de temática de ciencia ficción. O, dicho de otra manera, no sé casi de obras de ciencia ficción que tengan la estructura de obras de teatro. Me refiero a que en su origen fueran concebidas como obras de teatro, no a posteriores adaptaciones.

Realmente, sólo me viene a la mente una, muy conocida por ciertos temas: R.U.R, del escritor checo Karen Câpek.
Esta obra que estamos tratando, por su estructura dramática, podemos considerarla una “rara avis” dentro de la CiFi; enseguida veremos los motivos que pueden haber llevado al autor a adoptar esta estructura.
Por otro lado, el mismo título nos remite a la famosa Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, o a otras distopías como Un Mundo Feliz, o 1984, de A. Huxley; asimismo, los personajes de el Inquisidor y del Hereje, así como ciertos momentos de la lectura, me han hecho recordar el relato de Harla Ellison “¡Arrepiéntete Arlequín, dijo el Sr. Tic-Tac!”.

Comentaba antes la estructura de obra teatral elegida por el autor; bien, ésta es una obra de ideas e ideales, que nos presenta una distopía en la que la oposición al Partido, y en especial al Líder, está severamente perseguida, aunque Internet está permitida como medio libre de expresión (realmente, me extrañó ese punto, en una sociedad tan restrictiva y dictatorial, pero parece ser una licencia del autor para poder expresar sus ideas). Se exponen las ideas desde las perspectivas del Inquisidor (afín al partido), el Hereje (opuesto al sistema), y el Maestro (opuesto al sistema, pero dentro de él), y muy pocos personajes más; así, la obra se basa en los diálogos entre estos personajes (algunos nunca llegan a “conocerse”), discursos por parte de algunos de ellos, exposición de noticias, etc. No es una obra digamos “de acción”, ni que vaya a revolucionar el mundo de la ciencia ficción; al contrario, es una obra de ideas, de ideario más bien, en la que se nos van presentando los pensamientos y modos de actuar de las distintas facciones de un futuro (o no) distópico (o tal vez, ¿demasiado cercano, en realidad?). En esa distopía, una nación está dominada por un Partido dictatorial, que para defender sus ideales no duda en usar el insulto y la persecución, además de falsear la historia cuando convenga a sus intereses, y hay unas facciones fuera del sistema (representadas por el Hereje) y otras dentro del mismo, aunque no de acuerdo con sus métodos (el Maestro).


Este libro puede adquirirse a través de Bubok, al precio de 8.75 euros, o descargar desde http://www.bubok.es/libros/10384/fahrenheit-56k

Pero por ese precio, aventuraros a comprarlo, no simplemente a descargarlo, o probar, después de leer esta reseña, a descargarlo y, si os convence, compradlo.

(Contraportada):


“Fahrenheit 56K es una distopía que nos muestra un estado dictatorial dominado por el Partido. El Partido es arrogante, falsifica la historia y nunca reconoce haberse equivocado ni haber rectificado. Pretende dominar el conocimiento humano e imponer sus doctrinas por la fuerza. En esta sociedad, sin embargo, existe Internet. El Partido comete muchos fraudes y procura desacreditar los rumores sobre fraudes por medio de propaganda. Uno de los principales dirigentes del Estado, que comparte las doctrinas y métodos del partido, es el Inquisidor. Éste y el partido desprecian la democracia y la libertad de expresión y consideran que los métodos adecuados para defender una doctrina son los insultos y la persecución. Frente a esto, hay dos hombres tolerantes e íntegros, El maestro y El Hereje. Aunque no están de acuerdo en una doctrina, ambos se respetan, rechazan el dogmatismo, son partidarios de la libertad de expresión y piensan que la verdad se defiende con la argumentación racional y no con la persecución. En esta obra distópica se tratan temas como la censura, la libertad de expresión, el dogmatismo, el racionalismo, la democracia, la intolerancia, la libertad religiosa, Internet y la argumentación racional.”

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Sigue este Blog

Seguidores

Blog Miembro de CincoLinks (visita el directorio de Blogs)

Add to Technorati Favorites

JAVIERIN

JAVIERIN

GELITA

GELITA